MENU 
 

AMA LUR (2015)

Cast

AMA LUR es un punto final y un origen. Cazenave pone fin a un proyecto iniciático que, en cierto sentido, ha liberado al creador de sus contenidos, de necesidades fácticas. Tras explorar su casa y un entorno cuya familiaridad chirriante y violenta lo confortaban (pese a todo), tal vez por su carácter predecible, fácil de interpretar y representar, el autor-aprendiz ha dejado de ver el bosque desde sus lindes y ha penetrado en todo cuanto desconoce y teme. Curiosamente, AMA LUR sintetiza los distintos ámbitos en los que Cazenave buscaba su esencia: el hombre, la piedra y la naturaleza. El encuentro de dichas fuerzas se produce en un único lugar: la cueva prehistórica. Sin duda, la creatividad puede estar más en lo que uno ve o encuentra que en lo que uno hace. Pero, para eso, hay que despojarse de toda enseñanza, aprender a no hacer nada, aprender a mirar y a tener miedo. En esa cueva en la que el aprendiz apenas ve, cegado por el frío y la inseguridad, los sentidos poco a poco se agudizan y el aprendiz comienza a percibir las huellas y los símbolos que sus anfitriones dejaron hace miles de años a modo de asidero vital. De la incomprensión se pasa a un reconocimiento profundo. Se identifica en la mirada de un ciervo joven, su mano cabe en la mano milenaria de la pared, las formas sinuosas y el goteo cíclico le recuerdan a su mujer, y las cavidades le evocan a la cavidad de la que procede, que no es territorio de nadie sino sangre, pulso, alimento, protección.

Producido con la ayuda de Fundación La Caixa mediante la beca Fotopres, AMA LUR se concibe como una pieza audiovisual de 13 minutos dividida en tres partes realizada junto a Marcos Carnero. El trabajo se presenta en un formato instalativo que consta de una proyección a dos pantallas en un espacio diseñado por el estudio de arquitectura Domingo Ferrer que pretende evocar la experiencia vivida en la cueva.

Concepto: Jon Cazenave
Producción: Fundación La Caixa
Diseño y arquitectura: Mamén Ferrer
Montaje y edición: Marcos Carnero
Sonido: Tomás Virgos

Eng

AMA LUR is an ending and an origin. Here, Cazenave concludes an initiation, a project which, in a certain sense, has freed the artist of its content, of a need for fact. After exploring his home and an environment whose screeching, violent familiarity (despite everything) gave him comfort — perhaps because it was predictable, easy to interpret and represent — the artist-apprentice leaves the woodland’s edge and ventures into everything he fears or does not know. Curiously, AMA LUR brings together the different themes in which Cazenave has searched for his essence: man, stone and nature. These three forces coincide in just one place: the prehistoric cave. Undoubtedly, creativity can reside more in what one sees or encounters than in what one does. To this end, however, it is necessary to divest oneself of received knowledge, learn to do nothing, learn to observe and to feel fear. In this cave, the apprentice can barely see; he is blinded by cold and insecurity. His senses gradually sharpen and the apprentice begins to perceive the traces and symbols left by his hosts thousands of years ago, a means of life support. Incomprehension turns into profound recognition. He identifies with a young deer’s gaze; his hand fits in the ancient hand print on the wall; the sinuous shapes and cyclical dripping remind him of his wife; the hollow spaces evoke the cavity from which he came, not a territory but rather blood, a pulse, food, protection.

Concept: Jon Cazenave
Production: Fundación La Caixa
Design and architecture: Mamén Ferrer
Editing: Marcos Carnero
Sound: Tomás Virgos


Design & installation views at CaixaForum Museum Barcelona (Spain).

View part 1/3:


Cast

Textos relacionados:

A partir de este momento el tiempo desaparece, todo se vuelve un presente hecho de sensaciones que brotan mezcladas con memorias vividas desde los primeros comienzos. Imágenes cambiantes que no cesan de sucederse te transportan en el tiempo y vas allá donde ya estuviste, donde descubriste quién eras.
Raimon Arola
Leer texto completo
Descargar texto completo

En el trabajo de Cazenave se anula la falsa dicotomía entre hombre y naturaleza haciendo reconocer las formas de uno en el otro. Así, en su comprensión de la tierra, el fotógrafo repara tanto en elementos geológicos como en las primeras incisiones y huellas que realizaron los primeros hombres. Sus fotografías recogen formas ondulares, orgánicas, que contienen en sí mismas la fuerza energética que, decenas de miles de años antes, motivaron la búsqueda en ese mismo lugar.
Érika Goyarrola
Descargar texto completo


We use cookies to improve our services. If you continue browsing, you accept their use. More information